Fujifilm X-T50: análisis, opinión y review completa

Nuestro análisis completo de la Fujifilm X-T50, la sucesora de la Fuji X-T30 II, y la hermana pequeña de la Fujifilm X-T5. Que, después de una larga espera, llega cargada de grandes novedades, aunque es verdad que para algunos también con algunas carencias.

Pero no hay nada mejor que el nuevo sensor de 40 megapíxeles, el estabilizador de imagen y una renovación total del sistema de enfoque.

Pero para aquellos que seáis un poco más perezosos con la lectura, os dejamos nuestro análisis en vídeo que hace nuestro compañero David López, en nuestro Canal de YouTube, que por supuesto espero que ya estés inscrito.

Análisis en vídeo de la Fujifilm X-T50

Especificaciones de la Fujifilm X-T50

TipoAPS-C
Sensor40 megapíxeles
ISO125-12.800
MemoriaSD
Estabilizador7 pasos
Video6,2K a 30 fps
Peso438 gramos
VisorOLED 0.62X 2,36 Millones de puntos
Pantalla3″ 1.82 millones de puntos
Batería300 disparos por carga

Entrando un poco en materia de las especificaciones técnicas de la Fuji X-T50, vas a notar que los cambios con respecto al modelo anterior son unos cuantos. Pero principalmente hay que empezar por el corazón de la cámara, es decir el sensor de imagen de 40 megapíxeles junto al X-Processor 5. Uno de las joyas de la corona de Fuji de los últimos tiempos. Y es que este nuevo sensor de altísima resolución lleva un añadido, y es la alta velocidad. Además, que como sabemos el ISO base por fin ha bajado hasta los 125 ISO.

Y si, este nuevo procesador de imagen que lleva la práctica totalidad de modelos de Fuji de la actualidad, trae un añadido. Es el estabilizador de imagen, el cual también se ha ido ampliando por el catálogo de cámaras de la marca. Hablamos de un sistema de estabilización en el cuerpo, IBIS, que está marcado con una corrección de 7 pasos.

Y no podía faltar, hay una gran renovación en el sistema de enfoque. Y es que el procesador es capaz de mover muchos más datos por segundo. Lo cual facilita el reconocimiento y seguimiento de objetos y sujetos con mucho mejor precisión.

En cuanto a conexiones con las que cuenta la cámara, hablamos de un puerto USB-C que sirve para pasar las imágenes al ordenador, o también como carga de la batería. Además de un puerto Micro HDMI, que nos servirá para sacar la salida de vídeo en alta calidad. En este sentido, no hay muchos cambios con respecto a la generación anterior.

Manejo del cuerpo: ergonomía y diales de control

Fijándonos en el diseño de la Fujifilm X-T50 podemos darnos cuenta que la continuidad es la nota predominante. La línea de cámara sigue siendo muy similar, con cambios mínimos en el cuerpo. Ligeramente se ha ampliado la profundidad de la empuñadura, ofreciendo un mejor agarre para manos medianas. Pero es una realidad que el diseño está hecho aposta así, para no perder el estilo retro que las caracteriza.

En la parte trasera de la cámara encontramos el Joystick de control de los puntos de enfoque. Sigue siendo el mismo que en la versión anterior. También encontramos los botones de acceso al menú, al bloqueo de la exposición (el único que cambia de sitio), bloqueo de enfoque, visualizar foto, ver pantalla y borrar foto.

Pero donde encontramos uno de los cambios más importantes es en la parte superior. Donde Fujifilm ha decidido colocar a los perfiles de color en un lugar privilegiado. Ya que les ha dado un dial completo para elegir entre 8 de los 20 perfiles de manera directa, por supuesto encontramos el Reala ACE, uno de los últimos en llegar.

Hay que poner en énfasis, y es que para Fujifilm los perfiles de color es de vital importancia. Es una seña de identidad de marca, y que les diferencia de otros fabricantes. Y, que por mucho que de momento se hayan empeñado no han podido superar.

Mejoras en la grabación de video en la Fujifilm X-T50

Como hemos comentado, tanto en nuevo sensor de imagen como el nuevo procesador han traído numerosas mejoras. Y entre ellas tenemos que hablar en este análisis de la Fujifilm X-T50 de la calidad y especificaciones de vídeo.

Es cierto que la cámara no está diseñada específicamente para vídeo, se trata una vez más de un modelo híbrido, con muy buenas capacidades para ambos mundos. Es una pena, por ejemplo que no podamos ponerle el ventilador externo en la parte de la pantalla que salió para Fuji X-T5.

Encontramos que la Fujifilm X-T50 es capaz de grabar en resolución 6,2 K hasta 30 fotogramas por segundo, con una profundidad de 10 bit a 4:2:2. Y si hacemos uso de un grabador externo por HDMI, como el Atomos Ninja, tenemos salida directa de video en calidad RAW.

Sistema de enfoque de la Fujifilm X-T50

Si hay algo que caracteriza a Fuji en sus cámaras, es que podemos encontrar especificacions muy similares entre gamas muy diferentes. Es decir, este mismo sistema de enfoque de la X-T50 es el mismo que encontramos en la Fujifilm X-H2, al menos al 90%. Y es que el corazón que mueve este sistema es el X-Processor 5, como sucede en modelos como la X-T5 o la GFX 100S II.

Un sistema formado por 425 puntos de enfoque en total. No muy lejos de modelos anteriores. Pero el desempeño ha cambiado y mejorado una barbaridad.

Y es que las cosas como son, el enfoque automático no ha sido el fuerte de la marca hasta hace bien poco. Pero ahora se han puesto las pilas de manera considerable. Un sistema que es capaz de reconocer tanto caras de personas, como la cara y los ojos. Además de reconocer animales, y también los ojos de los mismos. Entre los animales que reconoce, tenemos perros, gatos, aves e insectos. Y por otro lado tenemos los vehículos, que reconoce las bicis, motos, coches, trenes y aviones.

Este nuevo procesador no solo ayuda al reconocimiento de todo esto. Sino que también ayuda a que durante en enfoque, y en concreto durante el enfoque continuo, podamos hacer un buen seguimiento sin perder el foco. Y la verdad es que funciona especialmente bien con personas y animales, con cualquier tipo de movimiento.

Opinión sobre la Fuji X-T50

La Fujifilm X-T50 de este análisis sigue teniendo la esencia que inspira a las cámaras Fujifilm. Esto es, gran cantidad de controles y diales que nos permiten manejar la cámara sin la necesidad de entrar en el menú de configuración. Y además, sigue contando con la esencia retro que ha caracterizado a la gama X de Fujifilm desde su nacimiento.

Pero también tenemos que hablar de cosas que echamos en falta, desde mi punto de vista. Y es que podrían haber jubilado ya a la antigua batería, y poner la misma que lleva la X-T5, que la dobla en capacidad y extiende la duración.

Por otro lado, nos hubiera encantado una mejora en el visor electrónico. Es cierto que partimos de uno que tiene unas buenas prestaciones. Pero seguramente ya en 2024 los 2,36 millones de puntos y los 0,62 aumentos se nos hacen algo escasos.

Y por supuesto, nos hubiera gustado que el precio de partida de la cámara hubiera sido más bajo. Y es que la escalada constante de precios, que llevan a cabo todos los fabricantes lo único que está haciendo es dejar a mucha gene fuera de la posible compra.

Pero la verdad que nos ha encantado el nuevo DIAL de selección del perfil de color. Ya que ahora no necesitamos entrar en el menú para elegir un perfil diferente. Esto hace que la experiencia de usuario sea aún mejor.

Y además, nos encanta que podamos disfrutar del nuevo sensor de imagen de 40 megapíxeles en un cuerpo más pequeño y más ligero. No todo el mundo quiere cargar con una X-T5, ni le hace falta todas las especificaciones adicionales. Pero si que quiere poder disfrutar del sensor de última generación, al igual que del sistema de enfoque.

Para terminar, nada mejor que hayan añadido el sistema de estabilización en el cuerpo. El cual es capaz de corregir hasta 7 pasos según el fabricante. Aunque en la realidad del día a día es menor, no se queda muy lejos de la cifra oficial.

Nota final y valoración

  • Construcción - 8.8/10
    8.8/10
  • Ergonomía - 8.6/10
    8.6/10
  • Visor - 8.9/10
    8.9/10
  • Pantalla - 9/10
    9/10
  • Batería - 8.5/10
    8.5/10
  • Ruido / ISO - 9.1/10
    9.1/10
  • Rango dinámico - 9.1/10
    9.1/10
  • Valor - 9.3/10
    9.3/10
8.9/10

Resumen

Para aquellos que buscan una cámara pequeña y compacta, pero que no quieren sacrificar gran parte de las especificaciones de la Fuji X-T5

Pros

Gran calidad de imagen
Alto rango dinámico
Estabilizador de imagen
Diales y controles dedicados

Cons

Duración de batería
Visor electronico
SIn sellado

¿Cuánto cuesta la Fujifilm X-T50?

La Fujifilm X-T50 tiene un precio de unos 1.500 euros. Aunque en Fotografiarte siempre tenemos diferentes pack de cámaras y objetivos, con los cuales te puedes ahorrar unos buenos eurillos.

Cuerpo Fuji X-T50 + Fujinon 16-50 f2.8-4.8

Pack Fujifilm X-T50 + Fuji 35 f2

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

CartCLUB CartPRO