JAIME DE ARMIÑÁN (1927-2024) : HISTORIA DE UNA LEICA 

Texto y Fotos Indicadas : José Manuel Serrano Esparza 


Leica IIIc número de serie 378063 fabricada en 1941 en Wetzlar (Alemania) y adquirida en París en 1945 por Luis de Armiñán Odriozola, padre del director de cine español de talla internacional Jaime de Armiñán. Esta cámara telemétrica formato 24 x 36 mm ha sido durante casi ochenta años mudo testigo de la evolución de la familia Armiñán Santonja Piñeiro. © jmse 

11 de abril de 2024. Son las 12 : 30 h del mediodía en el interior del Palacio de Longoria, sede de la Sociedad General de Autores de Madrid, en la que desde las 9:00 h de la mañana, dos días después de su fallecimiento a los 97 años de edad, 

© jmse 

se ha instalado la capilla ardiente de Jaime de Armiñán Oliver (1927-2024),  


Retrato de Jaime de Armiñán en el interior de la capilla ardiente de la SGAE, en la c/ Fernando VI, número 4, Madrid, el 11 de abril de 2024.  

eminente escritor, articulista en los diarios ABC y El Mundo, guionista y narrador, así como uno  de los más importantes e influyentes directores de cine europeos de todos los tiempos, dos veces candidato al Óscar de Hollywood, en 1972 con » Mi Querida Señorita » y en 1980 con » El Nido «, Medalla de Oro al Mérito en Las Bellas Artes en 1985, además de haber dirigido en 1988 la serie televisiva de enorme éxito » Juncal » , que batió récords de audiencia, y ser elegido Goya de Honor de la Academia de Cine de España en 2014, sin olvidar otras grandes películas que dirigió como » Carola de Día, Carola de Noche » (1969), » Una Gloria Nacional » (1993), » Al Otro Lado del Túnel » (1994), » El Palomo Cojo » (1995), » 14, Fabian Road »  (2008), etc. 

Fue además marido de Elena Santonja, fallecida el 17 de octubre de 2016, una mujer extraordinaria, muy polifacética y de gran cultura, que además de ser una destacada pintora (bisnieta de Eduardo Rosales y cuyas obras fueron expuestas en más de sesenta exhibiciones), ganó merecida fama como presentadora del programa de cocina » Con las Manos en la Masa «, emitido por TVE entre el 10 de enero de 1984 y el 15 de septiembre de 1991, y que tuvo un gran éxito 

El féretro con los restos mortales de Jaime de Armiñán ha llegado a las 10: 25 h al Palacio de Longoria, sede de la SGAE, donde ha sido recibido por Antonio Onetti, Presidente de la Sociedad General de Autores, y Cristina Perpiñá-Robert, Directora General de la misma. 


Eduardo de Armiñán Santonja, hijo de Jaime de Armiñán, el 11 de abril de 2024 en el interior de la capilla ardiente instalada en la sede de la SGAE en el Palacio de Longoria en Madrid, junto al féretro con los restos mortales de su padre Jaime de Armiñán y las coronas de grandes dimensiones enviadas por las más importantes organizaciones y entidades cinematográficas de España. © jmse

Se respira una atmósfera de tremenda emotividad dentro de esta capilla ardiente en la que están los tres hijos de Jaime de Armiñán : Eduardo de Armiñán Santonja (acompañado de su esposa Chara Piñeiro Tinoco), Álvaro de Armiñán Santonja y Carmen de Armiñán Santonja (acompañada de su marido Richi) así como sus nietos Marina, Elvira, Eduardo de Armiñán Piñeiro y Luis de Armiñán Piñeiro (hijos de Eduardo de Armiñán Santonja y Chara Piñeiro Tinoco), Mercedes Corujedo (prima de Jaime de Armiñán), Gabriel Torcal (sobrino de Jaime de Armiñán), Federico Oliver (sobrino nieto) y otros familiares. 


Eduardo de Armiñán Santonja, visiblemente emocionado, junto al féretro con los restos mortales de su padre el 11 de abril de 2024 en el interior de la capilla ardiente instalada en la sede de la SGAE en el Palacio de Longoria de Madrid. Los recuerdos de toda una vida fluyen en su mente, mientras al fondo se observa el gran retrato que le hizo a su padre en su época de mayor esplendor. © jmse

Hay una masiva presencia de enormes coronas de flores enviadas por la SGAE, la AISGE ( Entidad de Gestión de Derechos de Propiedad Intelectual), la Academia de Cine de España, el Colegio Audiovisual de la SGAE, la Familia Frías, la Corporación RTVE, amigos de la familia, y por supuesto, sus hijos y nietos. 

Y durante todo el día, personalidades del mundo de las artes y el cine como Julia Gutiérrez Caba, Fernando Méndez-Leite (Presidente de la Academia de Cine), Emilio Gutiérrez Caba, Mariano de Paco (Consejero de Cultura de la Comunidad de Madrid), Concepción Cascajosa (Presidenta de RTVE) y muchos otros actores y actrices famosos acuden a la sede de la SGAE para dar su último adiós a Jaime de Armiñán.  


    © jmse 

En medio de este indescriptible crisol de emociones y recuerdos, Eduardo de Armiñán Piñeiro, nieto de Jaime de Armiñán, lleva consigo en todo momento una pequeña y preciosa cámara fotográfica totalmente metálica, acoplada a un objetivo también muy bello. 

© jmse 

En la zona superior izquierda de esta cámara aparecen grabadas las letras Leica D.R.P. Ernst Leitz Wetzlar, y algo más a la derecha, encima de la zapata de accesorios, está el número de serie 378063. 

¿ Qué significa esta cámara ? ¿ Por qué la ha traído Eduardo de Armiñán Piñeiro a la capilla ardiente de su abuelo Jaime de Armiñán Oliver este 11 de abril de 2024 ? 

PARÍS (FRANCIA), 79 AÑOS ATRÁS 


Luis de Armiñán Odriozola, padre del famoso director de cine español Jaime de Armiñán, en 1945. 

14 de agosto de 1945. Luis de Armiñán Odriozola está en París como corresponsal del diario ABC y El Heraldo de Madrid. 

La ciudad es ya un hervidero de júbilo colectivo porque este es el día en el que la Segunda Guerra Mundial ha terminado definitivamente.

Luis Armiñán Odriozola y su esposa la actriz Carmen Oliver Cobeña se han llevado con ellos a su hijo Jaime de Armiñán Oliver, que tiene dieciocho años de edad y está disfrutando sus vacaciones de verano, tras terminar con éxito el Bachiller y el Examen de Acceso a la Universidad en España.   

Con algo de dinero que le han dado sus padres, Jaime de Armiñán decide en un primer momento ir al cine, pero cambia de opinión y acude al Casino de París, aprovechando su recién estrenada mayoría de edad. 

Mientras tanto, a pocos metros del hotel donde se hospeda con su esposa, Luis Armiñán Odriozola va caminando a través de una calle 

© jmse 

cuando de repente ve a un soldado norteamericano sobre cuyo pecho cuelga una bellísima cámara fotográfica Leica alemana, totalmente metálica, cuyo refulgir penetra en su alma. 

Le invade un enorme deseo de adquirir esa Leica de inefable belleza cosmética. Se acerca al soldado estadounidense y le pregunta si le vendería la cámara. 

Sorprendido, el soldado le dice un precio no precisamente barato, pero Luis Armiñán Odriozola acepta y le compra la cámara. 

© jmse 

Es el principio de un idilio con esta excelente herramienta fotográfica, que durará toda la vida. 

Se trata de una Leica IIIc, número de serie 378063, fabricada en Wetzlar (Alemania) en 1941 y acoplada a un objetivo Leitz Summitar 5 cm f/2 número de serie 577199, también de 1941, con 7 elementos en 4 grupos y diafragma de diez palas, optimizado para conseguir un excelente y muy bello bokeh, repleto de carácter, a plena abertura. 

El Leitz Summitar 5 cm f/2 de esta cámara, diseñado por Professor Max Berek, es un objetivo que pese a no incorporar todavía revestimiento antirreflejos ( que habían sido inventados por el genio ucraniano Alexander Smakula en 1935, pero fue en 1941cuando empezaron a fabricarse aproximadamente 300 unidades al mes del objetivo Carl Zeiss Jena Sonnar 5 cm f/1.5 con revestimiento antirreflejos simple para las también cámaras Contax formato 24 x 36 mm, y no serían introducidos por Leica hasta principios de 1946 en los Leitz Summitar 5 cm f/2 con revestimiento simple de fluoruro de magnesio y tonalidad azul), 

da una extraordinaria calidad de imagen para la época en el centro entre f/2.8, f/5.6 (diafragma en el que consigue su punto más dulce) y f/8 y muy buena a plena abertura f/2

con la ventaja añadida de que el bokeh a diafragma abierto es muy especial y adecuado para retratos, cuyos fondos desenfocados tienen una estética de imagen única, entre impresionista y de swirling bokeh (bokeh inquieto) inherente a diseños Leica posteriores como el Leitz Summilux-M 75 mm f/1.4 diseñado por Walter Mandler. 

Durante la segunda quincena de agosto de 1945, Luis de Armiñán Odriozola 


Película de blanco y negro Agfa Isopan F ISO 40 formato 24 x 36 mm fabricada en Leverkusen (Alemania) durante la Segunda Guerra Mundial, y utilizada por Luis Armiñán Odriozola en Agosto de 1945, ya que había en la capital francesa gran cantidad de rollos de esta emulsión que habían sido capturadas a la Wermacht un año antes, a finales de agosto de 1944, durante la liberación de la ciudad, y que estaban a la venta. © jmse

hace muchas fotos en París y queda encantado con la facilidad de uso de la cámara captando imágenes a pulso, sus pequeñas dimensiones y peso, 

la increíble suavidad de disparo prácticamente sin ruido de su obturador plano-focal con cortinillas de seda engomada de recorrido horizontal (creado por Oskar Barnack, Director de Mecánica Miniaturizada de Ernst Leitz Wetzlar, fallecido en 1936, y perfeccionado por Dr. Ludwig Leitz desde la introducción de la Leica IIIc en 1939) y que permite hacer fotos con insólita discreción, y sobre todo, 


Tumba de Oskar Barnack en el Wetzlarer Friedhof (Cementerio de Wetzlar), Alemania. En 1913, este ingeniero y genio de la mecánica miniaturizada inventó el prototipo Ur-Leica, primera cámara fotográfica formato 24 x 36 mm de la historia, y hasta su fallecimiento el 16 de enero de 1936, creó también todas las cámaras de la saga de Leicas 35 mm con montura de rosca LTM39 como la Leica 1 Model A (1925-1936, primer modelo fabricado en serie), Leica II Model D (primera en incorporar un telémetro integrado dentro del cuerpo de cámara y fabricada entre 1932 y 1948), Leica III ( 1933-1939, primera dotada con rueda delantera para velocidades lentas de obturación) y Leica IIIa (1935-1948, última cámara con montura de rosca diseñada por Oskar Barnack, que consiguió añadir la velocidad de 1/1000 s). El modelo Leica IIIc se fabricó entre 1940 y 1951. © jmse  

con la gran calidad de imagen que consigue a partir de los por entonces considerados diminutos negativos de película química formato 24 x 36 mm (todavía en esos momentos las cámaras Speed Graphic de gran formato 10 x 12 cm y las Rolleiflex de formato medio 6 x 6 cm eran las más usadas en fotografía profesional).  

Ha habido además otro factor importante que ha hecho que Luis de Armiñán Odriozola disfrute todavía más al usar esta singular cámara fotográfica : 

En un principio, ha tenido algunas dificultades para enfocar con precisión el telémetro de coincidencia integrado en la cámara.

Cree que es consecuencia de su edad, que en ese momento es de 46 años y su vista ya no es tan buena como cuando era más joven, hasta que se da cuenta de que adyacente a la rueda moleteada de rebobinado de película y unida a su zona inferior, 


© jmse 

hay una palanca de ajuste de dioptrías (introducida en 1933 con la Leica III) que ha de girarse hasta encontrar la máxima nitidez y precisión de enfoque


Ocular doble situado en la zona superior izquierda de la parte trasera de la cámara. La ventanilla de la izquierda es el ocular del telémetro y la de la derecha es el ocular del visor. Es decir, el telémetro de la Leica IIIc (al igual que todas las Leicas telemétricas formato 24 x 36 mm con montura de rosca) no está acoplado al visor, por lo que el fotógrafo ha de mirar primero a través del ocular del telémetro y girar el objetivo hasta hacer coincidir las dos imágenes en una, consiguiendo enfoque preciso, y después ha de encuadrar mirando a través del ocular del visor optimizado para objetivos de 50 mm. © jmse.  

al mirar a través del ocular de la ventana del telémetro, con lo que se optimiza la calidad de visionado al girar el barrilete del objetivo hasta que coincidan dos imágenes en una, sacando así el máximo provecho de la magnificación 1.5 x del visor telescópico miniaturizado de dicho ocular del telémetro de la Leica IIIc, que dota a esta cámara de una longitud de base efectiva de telémetro de 58,5 mm, sólo superada por la Leica M3 de 1954, por lo que su precisión de enfoque es mayor que modelos de Leicas M posteriores fabricadas a partir de finales de los años cincuenta como la Leica M2, Leica M4, M4-P, M6, etc, con magnificación de visor de 0.72x. 

1945-1962 : 17 AÑOS DE USO INTENSIVO DE LA LEICA POR LUIS DE ARMIÑÁN ODRIOZOLA

A partir de agosto de 1945, año en que adquiere la Leica IIIc, Luis de Armiñán Odriozola utiliza mucho la Leica, haciendo fotos como corresponsal de los diarios ABC y El Heraldo de Madrid. 

Esta cámara tan sumamente pequeña (136 x 39 x 65 mm) y de peso muy ligero (428 g), al igual que el objetivo Leitz Summitar 5 cm f/2 ( longitud x diámetro de 42,7 x 47,8 mm y peso de 240 g) al que va conectada, significan para él una liberación, ya que anteriormente sólo había utilizado cámaras de placas de gran formato Ernemann Ermanox 13 x 18 cm (muy grandes y pesadas, que precisaban largos tiempos de exposición y uso de trípodes) durante su cobertura como periodista de la Campaña de Marruecos (1921-1925), en la que conoció a los famosos fotógrafos Alfonso Sánchez García, su hijo Alfonso Sánchez Portela y Ricardo Baños, de la casa Hispano Films de Barcelona, y se inició su pasión por la fotografía, usando después a veces durante los años treinta una Zeiss Ikon Super Ikonta 530 / 2  formato 6 x 9 cm con objetivo Tessar 10,5 cm f/3.5 y capacidad para hacer 8 fotos en un rollo de película de 120 de formato medio, mientras que la Leica IIIc podía hacer 36 disparos con un rollo de película de 35 mm.  

Transcurren los años y durante la década de los cincuenta Luis Armiñán Odriozola capta muchas imágenes en blanco y negro con su Leica IIIc (en la España de posguerra fue muy difícil conseguir emulsiones en color Agfachrome, Kodachrome o Perutz), 


Caja de película de 35 mm Agfa Isopan F ISO 40 de los años cincuenta, fabricada en Leverkusen, con la inscripción en castellano " Fabricación Alemana " para su envío a España.  

utilizando película Agfa Isopan F ISO 40 fabricada en Alemania (tal y como aparece escrito en la zona superior de la caja) y exportada directamente a España. 

También usa a veces película de blanco y negro Kodak Super-XX ISO 200 en fotografía de paisajes, a pesar de su grano relativamente visible, aprovechando al máximo el extraodinario potencial de esta emulsión en el ámbito de la separación de medios tonos, utilizándola también a ISO 400 en fotografía de interiores. 

En 1956, Luis de Armiñán Odriozola asiste al matrimonio de su hijo Jaime de Armiñán con Elena Santonja Esquivias, una unión de la que nacerá su primer nieto Álvaro de Armiñán Santonja en 1959. 

Así pues, el final de la década de los cincuenta llena de felicidad a Luis de Armiñán Odriozola, que es ya abuelo y ve como su familia va creciendo. 

Después, a principios de los sesenta, su hijo Jaime de Armiñán y Elena Santonja le darán dos nietos más : Eduardo de Armiñán Santonja, nacido en 1962, y Carmen de Armiñán Santonja, nacida en 1966.  


Vista frontal diagonal derecha de la Leica IIIc número de serie 378063 fabricada en 1941, acoplada a un objetivo Leitz Summitar 5 cm f/2 y que Luis de Armiñán Odriozola le regaló a su hijo Jaime de Armiñán en 1962. © jmse 

Entre 1959 y 1962, Luis de Armiñán Odriozola ha seguido haciendo fotos con su Leica IIIc fabricada en 1941 con su objetivo de 50 mm que utiliza tanto para foto general como para retratos de medio cuerpo a plena abertura f/2.

Pero empieza a comprender que ha llegado la hora de desprenderse de su muy querida Leica.

Su hijo Jaime de Armiñán tiene ya 35 años, es padre de dos niños y una niña, y en 1962 le regala la Leica para que haga con ella fotos a sus nietos y pueda tener con su esposa Elena Santonja un bonito recuerdo de su infancia. 

1962- 1992 : JAIME DE ARMIÑÁN FOTOGRAFÍA A SUS SERES MÁS QUERIDOS CON LA LEICA QUE LE HA DONADO SU PADRE 

A partir de 1962, Jaime de Armiñán comienza a hacer fotos a su mujer Elena Santonja y sus hijos con la cámara Leica que le ha regalado su padre, utilizando sobre todo

película de blanco y negro Kodak Plus-X ISO 125 en exteriores 

y película también de blanco y negro Kodak Tri-X 400 ( que a veces dispara a 800 ) en interiores. 

Le fascina la capacidad de esta cámara para hacer fotos a pulso sin trepidación a velocidades bajas de obturación hasta 1/15 s e incluso 1/8 s, 


Tumba de Max Berek en el Wetzlarer Friedhof (Cementerio de Wetzlar), Alemania. © jmse.  

en sinergia con el objetivo de alta luminosidad Leitz Summitar 5 cm f/2, diseñado por Professor Max Berek y que es una auténtica maravilla, especialmente a f/2 y f/2.8. 


Elena Santonja con sus hijos Álvaro de Armiñán (a la izquierda de la imagen) y Eduardo de Armiñán ( a la derecha) fotografiados por Jaime de Armiñán en 1965. Jaime de Armiñán, conocedor del enorme potencial del objetivo Leitz Summitar 5 cm f/2 a los diafragmas más abiertos, hace la foto a f/2.8, obteniendo gran calidad de imagen, así como un muy bello y especial fondo desenfocado, con cualidades de swirling bokeh (estética de desenfoque inquieto) y a la vez impresionista, en simbiosis con el elemento frontal de gran diámetro (bastante más grande que en el Leitz Summar 5 cm f/2), que reduce considerablemente el viñeteo en bordes y esquinas. Los tres protagonistas de la imagen han sido captados por sorpresa con la Leica IIIc y película Kodak Plus-X ISO 125, desde una distancia muy corta de aproximadamente 1,5 m. © Familia Armiñán Santonja.        

Jaime de Armiñán es ya un gran escritor y articulista, que goza de reconocido prestigio, gracias a obras de teatro como » Eva Sin Manzana » (1953), con la que ganó el Premio Calderón de la Barca dicho año, » Sinfonía Acabada » (1955) y » Nuestro Fantasma » (1956), con la que obtuvo el Premio Lope de Vega. 

Su dominio del castellano es impresionante, así como su creatividad y resistencia a la fatiga, hasta el punto de que todos los días está hasta bien avanzada la madrugada, elaborando también con su máquina de escribir muchos guiones para cine que son auténticas obras de arte. 

Ha estado diecisiete años viendo hacer fotos a su padre con la Leica, pero ahora que es suya y hace con ella muchas más fotos, 


Fotografía hecha en 1965 en el apartamento familiar en Playa América (Pontevedra) por Jaime de Armiñán con la Leica IIIc con objetivo Leitz Summitar 5 cm f/2 a f/2.8 y película Kodak Tri-X ISO 400 a sus hijos Eduardo de Armiñán Santonja (con 3 años de edad, en el centro de la imagen), Álvaro de Armiñán (con 6 años de edad, a la derecha) y su esposa Elena Santonja (visible a la izquierda) desde una distancia muy cercana de aproximadamente 1,70 m. El futuro gran director de cine capta sin ser detectado un momento definitorio en el que su hijo pequeño está con la boca abierta y absorto en sus pensamientos, terminando de comer un dulce, mientras su hermano mayor le mira y su madre le observa con palpable expresión facial de embeleso y suprema alegría, por lo que no importa en absoluto que como consecuencia del error de paralaje en las distancias cortas inherente a una cámara telemétrica como ésta, con visor directo independiente del objetivo, la zona superior de la cabeza del principal protagonista de la fotografía quedó fuera de imagen, algo que podría haberse evitado al encuadrar, dando algo más de margen adicional. 

Fórmula óptica de 7 elementos en 4 grupos del Leitz Summitar 5 cm f/2. El gran elemento frontal de 31.5 mm del Summitar 5 cm f/2, visible a la izquierda del todo de la imagen (mucho más grande que el elemento frontal de 26 mm del Summar 5 cm f/2 fabricado entre 1933 y 1940), dividido en dos lentes delgadas adheridas con diferentes vidrios ópticos, en sinergia con un elemento trasero casi 2 mm más grande que el de dicho objetivo standard f/2 Leica anterior, genera una mucho mayor iluminación en las esquinas del fotograma, eliminando en gran medida el viñeteo que caracterizaba al Summar 50 mm f/2 a diafragma abierto. © Familia Armiñán Santonja.  

percibe claramente que esta cámara es una gran herramienta fotográfica para contar historias y hacer fotos desde distancias asombrosamente próximas, sin ser detectado.  


Imagen frontal de la zona superior delantera de la Leica IIIc, en la que se observan las dos ventanillas redondas del telémetro y en el centro el visor no acoplado. Es un visor diseñado para su uso con objetivos de 50 mm, por lo que si se utilizan ópticas de distinta longitud focal, se precisa utilizar visores externos acoplados en la zapata de accesorios, situada en la zona superior de la cámara. Es una cámara de fabricación completamente manual artesanal, una auténtica obra maestra de precisión e ingeniería miniaturizada, construída con un muy elegante latón cromado en su zona superior, mandos, diales y tapa metálica en su base, con un excelente mecanizado de dichos metales nobles, mientras que el chasis principal de la cámara es de aluminio recubierto de vulcanita negra. © jmse 

Le fascina la visión del mundo que genera mirar a través del visor de la cámara, y poco a poco, mientras capta imágenes con ella, 


Fotografía hecha por Jaime de Armiñán con la Leica IIIc, objetivo Summitar 50 mm f/2 y película de blanco y negro Kodak Plus-X ISO 125, a f/5.6 ó f/8, aprovechando la abundante luaz natural, a su hijo Eduardo de Armiñán Santonja en 1967 en Playa América (Pontevedra). Una vez más, las muy pequeñas dimensiones y peso de esta cámara telemétrica de visor directo, en simbiosis con su gran estabilidad cuando se dispara a pulso (al carecer de espejo basculante), el ruido prácticamente imperceptible que genera su obturador y el increíblemente breve shutter lag (tiempo que transcurre desde que se aprieta el botón disparador hasta que tiene lugar la exposición propiamente dicha) de 16 ms, que hace posible ver en todo instante lo que está ocurriendo, al no haber oscurecimiento del visor durante el acto fotográfico, han permitido captar al niño ensimismado, mientras mira fijamente algo en el suelo. Esta bella imagen, mayormente en clave high key, con encomiable nivel de detalle en luces y sombras, captada desde una distancia muy cercana, de aproximadamente 1,20 m (la distancia mínima de enfoque es de 1 metro) y con total discreción, sin que la persona plasmada en haluro de plata perciba la presencia del fotógrafo, revela claramente el enorme potencial de las cámaras Leica telemétricas para fotografiar momentos muy significativos. © Familia Armiñán Santonja.   

Fotografía hecha por Jaime de Armiñán en 1970 con su Leica IIIc y objetivo Summitar 50 mm f/2 y película de blanco y negro Kodak Plus-X ISO 125 a su esposa Elena Santonja con su hija Carmen de Armiñán Santonja, también desde una distancia muy corta, utilizando probablemente f/8, para captar a ambas lo más nítidas posible. © Familia Armiñán Santonja.   

su pasión por la fotografía crece de modo exponencial, así como su amor por el cine, ámbito en el que se estrenará como director cinematográfico con la película » Carola de Día, Carola de Noche » (1969). 

TEO ESCAMILLA, UNA FIGURA CLAVE EN LA VIDA DE JAIME DE ARMIÑÁN Y EN SU PASIÓN POR LA FOTOGRAFÍA, EL CINE Y SU LEICA

A principios de los años sesenta, Jaime de Armiñán ha conocido a Teo Escamilla, un genio que trabaja como reportero gráfico y fotógrafo para las revistas Sábado Gráfico, Cine en Siete Días, el Diario Madrid y otras. 

Jaime de Armiñán detecta rápidamente que es un superdotado con enorme versatilidad, talento y creatividad, tanto en fotografía de reportaje como en fotografía cimematográfica y filmación, e inicia con él una gran amistad. 

Las conversaciones con Teo Escamilla son fundamentales para reafirmar a Jaime de Armiñán en su inquebrantable voluntad de convertirse en director de cine. 

Pero todavía en esos momentos, Jaime de Armiñán es ante todo y para todo (algo que proseguirá indemne durante toda su existencia) un extraordinario escritor, narrador y creador de guiones para teatro y televisión. 

Teo Escamilla, muy perfeccionista en todo lo que hace, al igual que Jame de Armiñán, sabe mucho más que él de cámaras fotográficas y objetivos, tanto fotográficos como cinematográficos, así como de iluminación, ámbito en el que es un eminente experto. 


Vista lateral de la Leica IIIc de Jaime de Armiñán, en la que se aprecia la robusta argolla de latón cromado para la correa de transporte, el gran dial moleteado de avance de película y armado del obturador (que hay que girar antes de seleccionar la velocidad de obturación) y el contador automático de exposiciones situado bajo él. © jmse 

Y un día de 1964, Jaime de Armiñán le enseña su Leica IIIc con objetivo Summitar 5 cm f/2 a Teo Escamilla, que entra en fase hipnótica, al constatar que es una cámara original muy antigua, de principios de los años cuarenta, con admirable belleza cosmética y que funciona perfectamente. 

Teo Escamilla le explica a Jaime de Armiñán, con todo lujo de detalles, las características técnicas de esta cámara 


Vista diagonal izquierda trasera del objetivo Summitar 5 cm f/2 de la Leica IIIc de Jaime de Armiñán, fabricado en latón cromado. Se aprecia perfectamente la extraordinaria construcción mecánica del objetivo, así como el latón de su helicoidal de enfoque y la pequeña palanca de enfoque. © jmse 

y su muy especial objetivo, además de darle algunos consejos para hacer buenas fotos, películas que ha de utilizar según las condiciones de luz, 


Leica IIIc de Jaime de Armiñán boca arriba, mostrando la tapa inferior que hay que sacar para poder introducir cada rollo de película formato 24 x 36 mm, cuyo método de carga es peculiar y precisa una cierta curva de aprendizaje. Se aprecia también la rosca para trípode ( a la izquierda de la imagen), el dial de velocidades de obturación lentas (ligeramente desenfocado) y el objetivo Summitar 5 cm f/2 con su pequeña palanca de enfoque. La gran robustez de esta cámara, primera Leica con montura de rosca LTM39 en ser fabricada con chasis fundido a presión (en vez de con distintos componentes como los modelos anteriores) y panel superior de latón cromado de una sola pieza, es visible en esta imagen.  © jmse 

mejor modo de cargar los carretes de 35 mm en la cámara, fotómetros de mano adecuados, etc. 

Todo ésto hace que Jaime de Armiñán le profese una sincera admiración a Teo Escamilla, algo que irá in crescendo a partir de 1965, cuando el inolvidable sevillano, muy fuertemente impregnado del duende de Andalucía, empiece a realizar labores como asistente y operador de cámara, a las órdenes del director de fotografía Luis Cuadrado, para películas de Carlos Saura como » La Caza » (1965), Peppermint Frappé (1967), La Madriguera (1969) y otras. 

Jaime de Armiñán sigue cada vez más impresionado por Teo Escamilla, 

© jmse 

que le explica el muy preciso mecanismo de relojería que alberga su cámara Leica IIIc bajo el pequeño dial de velocidades lentas de obturación 1/30, 1/20, 1/15, 1/4, 1/2, 1 segundo y T para exposiciones largas, situado en la zona superior frontal derecha y que expande notablemente su versatilidad disparando a pulso sin trepidación en contextos de baja iluminación, así como en géneros como el paisaje y la fotografía de arquitectura usando trípode.  

Jaime de Armiñán percibe claramente que Teo Escamilla es un enamorado de las cámaras con funcionamiento totalmente mecánico.

Y no se equivoca, ya que desde 1962, Teo Escamilla (que no se convertirá en director de fotografía de cine hasta mediados de los años setenta) está utilizando con frecuencia en rodajes propios 

una cámara de cine Bolex H-16 modelo 1955 con torreta de tres objetivos Kern-Switar (15 mm f/2.8, 25 mm f/1.4 y 75 mm f/1.9 en montura C), velocidad variable de 8, 16, 24, 32 y 64 frames por segundo, visor trifocal y contador externo de frames, dotada con motor de muelle y mecanismo de cuerda con llave.  

Así pues, Jaime de Armiñán siempre tendrá una gran amistad con Teo Escamilla, que será además director de fotografía en sus películas » Nunca es Tarde » (1977), » El Nido » (1980), » En Septiembre » (1982), » Cuentos Imposibles » (1984),  » Stico » (1985), » Mi General » (1987), su serie televisiva de gran éxito » Juncal » , rodada en 1988 y emitida en TVE 1 el año siguiente, y » Al Otro Lado del Túnel » (1994). 

1973 y 1981 : JAIME DE ARMIÑÁN VIAJA A HOLLYWOOD CON SU LEICA

La década de los setenta y principios de los ochenta son la época de eclosión internacional de Jaime de Armiñán, que está a punto de ganar dos Óscars de Hollywood :  

a) En 1972 con la película » Mi Querida Señorita «, dirigida por Jaime de Armiñán, con Jaime de Armiñán y José Luis Borau como coguionistas y protagonizada por un espléndido José Luis López Vázquez. 

La película estuvo nominada al Óscar de Hollywood a la Mejor Película de Habla No Inglesa dicho año, en ceremonia celebrada durante la 45ª Edición de los Premios Óscar en el Dorothy Chandler Pavilion de Los Angeles (Estados Unidos) el 27 de marzo de 1973 y presentada por Elke Sommer y Jack Valenti. 

© jmse 

Jaime de Armiñán llevó con él su Leica IIIc y conoció en persona al famoso director de cine norteamericano George Cukor, con el que hizo una gran amistad y que le manifestó su admiración por José Luis López Vázquez, al que calificó como el mejor actor del mundo, por su papel como Adela Castro en esta película. 

b) En 1980, con la película » El Nido » , dirigida por Jaime de Armiñán, guión de Jaime de Armiñán y protagonizada por Héctor Alterio y Ana Torrent, con fotografía de Teo Escamilla. 

La película estuvo nominada al Óscar de Hollywood a la Mejor Película de Habla No Inglesa de 1980, en ceremonia celebrada durante la 53ª Edición de los Premios Óscar en el Dorothy Chandler Pavilion de Los Angeles el 31 de marzo de 1981 y presentada por Franco Zeffirelli y Brooks Shields. 

© jmse 

Y una vez más, Jaime de Armiñán llevó su Leica a Estados Unidos, cosa que hizo también pocos meses después durante un viaje que realizó a Buenos Aires (Argentina). 

1992-2024 : EDUARDO DE ARMIÑÁN SANTONJA, HIJO DE JAIME DE ARMIÑÁN, UTILIZA LA LEICA FAMILIAR QUE LE ES DONADA POR SU PADRE 

Después de treinta años usando la Leica IIIc de 1941 que le regaló su padre en 1962, 


Vista superior de la Leica IIIc número de serie 378063 con su objetivo Leitz Summitar 5 cm f/2 retráctil en posición retraída, lo cual aporta al tándem cámara / objetivo una gran compacidad y capacidad de transporte, ya que cabe en un bolsillo. © jmse

y que ya en 1955 le había prestado para hacer una foto a su futura esposa Elena Santonja


Elena Santonja con 23 años, fotografiada en 1955 por Jaime de Armiñán con su Leica IIIc acoplada al objetivo Summitar 5 cm f/2 y película de blanco y negro Kodak Super-XX ISO 200 disparada a ISO 800. © Familia Armiñán Santonja. 

pintando al aire libre cuando todavía eran novios, el día de Navidad de 1992 Jaime de Armiñán 


Vista aérea diagonal de la Leica IIIc de 1941 con objetivo Summitar 5 cm f/2 del mismo año, en el que se aprecia que sus diafragmas disponibles son f/2, f/2.2, f/3.2, f/4,5, f/6.3, f/9 y f/12.5, mientras que las versiones posteriores de esta óptica tienen los diafragmas f/2, f/2.8, f/3.5, f/4, f/5.6, f/8, f/11 y f/16. Asimismo, la longitud de la Leica IIIc era 3 mm mayor que la de sus predecesoras, mientras que el dial de velocidades cortas (situado en la zona superior) era más pequeño y el botón disparador más grande. © jmse 

decide regalarle la Leica a su hijo Eduardo de Armiñán Santonja que en esos momentos tiene 30 años y que al igual que su otro hijo Álvaro de Armiñán Santonja (que tiene 33 años) empieza a despuntar también como guionista y autor de relatos, antes de convertirse en director de cine a principios del siglo XXI, aprendiendo el oficio desde su base. 


© jmse

Y ahora, del mismo modo que hicieron su abuelo Luis de Armiñán Odriozola y su padre Jaime de Armiñán Oliver, Eduardo de Armiñán Santonja también hace fotos con esta Leica, mirando primero a través del ocular del telémetro, girando el barrilete del objetivo hasta conseguir enfoque preciso cuando las dos imágenes se superponen en una, y encuadrando después mirando a través del ocular del visor, 

© jmse

girando después hacia la derecha la rueda de avance de película y armado del obturador, seleccionando la velocidad de obturación adecuada, apretando el botón liberador del obturador, disfrutando de la incomparable estabilidad disparando a pulso, suavidad de disparo y discreción de esta cámara, viendo como el contador de frames indica el número de fotografías realizadas hasta llegar al fotograma 36, cambiando a continuación la posición de la pequeña palanca metálica de A (Advance) a R (Rewind) para rebobinar el rollo de película de 35 mm, y que las imágenes latentes, una vez reveladas, preserven bellos e inolvidables recuerdos. 

14 DE ABRIL DE 2024 : EDUARDO DE ARMIÑÁN SANTONJA LE REGALA LA LEICA FAMILIAR A SU HIJO EDUARDO DE ARMIÑÁN PIÑEIRO 

Tres días después de despedirse de los restos mortales de su padre Jaime de Armiñán en la sede de la SGAE de Madrid, Eduardo de Armiñán Santonja, siente que al igual que le ocurrió a su progenitor en 1992, ahora, en 2024, ya en pleno siglo XXI, ha llegado el momento de desprenderse de su muy querida Leica, que ha vivido en primera persona, durante 79 años, la evolución de las familias Armiñán, Santonja y Piñeiro, sin tener ni una sola avería en todos esos años. 

Y decide regalársela a Eduardo de Armiñán Piñeiro, su hijo mayor, fruto de su matrimonio con Chara Piñeiro Tinoco, su esposa, que siempre estuvo en las duras y en las maduras, y que le ha dado además otro vástago : su hijo pequeño Luis de Armiñán Piñeiro. 

Eduardo de Armiñán Santonja, gran entusiasta de la fotografía, sabe lo que significa su decisión, 

© jmse

porque esta Leica IIIc número de serie 378063 fabricada en 1941 en Wetzlar (Alemania) 


© Leica Camera AG

lleva la impronta de Oskar Barnack (el mayor genio diseñador de cámaras fotográficas de todos los tiempos junto con Yoshihisa Maitani, mítico ingeniero de Olympus), que falleció el 16 de enero de 1936, cuatro años antes de que comenzara a fabricarse la Leica IIIc en 1940, pero que pertenece al linaje de cámaras Leica con montura de rosca LTM39 (que tuvieron su ancestro común más remoto en el prototipo Ur-Leica de 1914 diseñado por Barnack) y que comenzaron a fabricarse en serie a partir de la Feria de Leipzig de 1925 con el modelo Leica 1 Model A (1925-1936), a la que seguirían de modo diacrónico, entre otras, cámaras muy importantes en la historia de la empresa fotográfica alemana como la Leica II Model D (1932-1948), Leica III (1933-1939), Leica IIIa (1935-1948), Leica IIIb (1938-1941), Leica IIIc (1940-1951), Leica IIIf (1950-1957) y la Leica IIIG (1957-1960, modelo híbrido que aunque incorpora montura de rosca, con sus dos marcas luminosas de encuadre para objetivos de 50 mm y 90 mm, anticipa algunas características de la nueva especie Leica M con montura de bayoneta que será introducida en la Photokina Köln de 1954 con la Leica M3). 


© jmse

Y su objetivo Leitz Summitar 5 cm f/2, 

diseñado por Professor Max Berek, es una joya en la historia de las ópticas fotográficas muy luminosas, por dos motivos principales :

a) Es el objetivo Leica de referencia cualitativa óptica y mecánica entre 1939 y 1953 ( fue fabricado entre 1939 y 1955), sólo superado por los Carl Zeiss Jena Sonnar 5 cm f/1.5 y Carl Zeiss Jena Sonnar 5 cm f/2 diseñados por Ludwig Bertele en 1932, y previo al Summicron-M 50 mm f/2, cuya primera versión retráctil con montura de rosca apareció en 1953, y que se convertirá en el nuevo referente mundial en calidad de imagen a partir de dicho año. 

b) Es el último objetivo Leica standard de 50 mm fabricado de modo totalmente artesanal y manual, sin ayuda de ordenadores ni softwares de diseño óptico, por lo que en su creación el diseñador utilizó sus muy profundos conocimientos de matemáticas, física y óptica, en sinergia con tablas de logaritmos y una amplia gama de trucos de cosecha propia basados en la experiencia, además de miles de horas de trabajo. 

Es decir, el Summitar 50 mm f/2 (1939-1955) es el último objetivo de una estirpe de ópticas diseñadas por Max Berek para formato 24 x 36 mm, 

que se inició en 1921 con su primer boceto de fórmula óptica del objetivo Elmax 50 mm f/3.5 (antes de que se iniciara su fabricación en serie en 1924-1925) y el Anastigmat 50 mm f/3.5 que llevaban como óptica fija los 25 prototipos de cámaras Leica 0-Series (Leicas 1 Model A de pre producción)  fabricados en 1923 y 1924 antes de la introducción de la Leica 1 Model A en 1925, a los que siguieron otros excelentes objetivos para su época como el Elmar 50 mm f/3.5 (1924-1959), el Summar 50 mm f/2 (1933-1940), el Hektor 28 mm f/6.3 (1935-1955), el Elmar 35 mm f/3.5 (1930-1950), el Hektor 73 mm f/1.9, el Summarex 85 mm f/1.5, el Elmar 90 mm f/4 (1933-1948), el Elmar 105 mm f/6.3 (1932-1937), el Elmar 135 mm f/4.5 (1931-1936), el Hektor 135 mm f/4.5 (1933-1960), etc.   

Una saga cuyo último eslabón evolutivo fue el Summitar 5 cm f/2 en sus tres versiones : 

– Los fabricados entre 1939 y 1945 con 7 elementos en 4 grupos, diafragma de 10 palas y sin revestimiento antirreflejos.

– Los fabricados entre 1946 (desde el objetivo con número de serie 601001) y 1949, con 7 elementos en 4 grupos, diafragma de diez palas y revestimiento simple antirreflejos de fluoruro de magnesio y tonalidad azul. 

– Los fabricados entre 1950 y 1953 ( a partir del objetivo número de serie 792001), con 7 elementos en 4 grupos, diafragma de seis palas y revestimiento simple de fluoruro de magnesio y tonalidad azul. 

Catálogo de objetivos Leica de 1940. En la zona superior, de izquierda a derecha están el Elmar 135 mm f/4.5 (1931-1936), el Elmar 90 mm f/4 Version 2 ( 1933-1948) y el Elmar 35 mm f/3.5 (1930-1950). En la zona inferior, de izquierda a derecha aparecen el Summitar 5 cm f/2 (1939-1955), El Elmar 50 mm f/3.5 (1924-1961) y Hektor 73 mm f/1.9 ( 1931-1946). 

El Summitar 5 cm f/2 diseñado por Max Berek a la antigua usanza, sin ayuda de ningún tipo de ordenadores ni softwares ópticos, fue un auténtico tour de force óptico y mecánico que precisó años de ímprobo esfuerzo, optimizando su rendimiento no sólo en blanco y negro, sino también en fotografía de color, gracias a su mucha mejor corrección del viñeteado que el Summar 5 cm f/2 y a su superior uniformidad lumínica en toda la superficie del fotograma. 

Ni que decir tiene que el nivel de esfuerzo realizado por Max Berek entre 1939 y 1946 (año en que pudo crear la versión con revestimiento simple antirreflejos de fluoruro de magnesio y tonalidad azul, tres años antes de su muerte el 15 de octubre de 1949), fue ciertamente descomunal, teniendo que dedicar miles de horas de estudio al trazado manual de rayos luminosos a través de los grupos y elementos ópticos, para poder conseguir el mejor equilibrio posible entre la máxima corrección viable de aberraciones ópticas con los medios limitados de que disponía y la obtención de un bellísimo bokeh a plena abertura, todo ello en armonía con un extraordinario poder de resolución y contraste entre f/3.5 y f/8.

Factores todos ellos que hacen que las imágenes generadas por la Leica IIIc en simbiosis con este legendario objetivo tengan mucho carácter y una muy bella estética de imagen, a pesar de que no es una óptica tan perfecta como los objetivos Leica de gran luminosidad diseñados con nuevos vidrios ópticos exóticos desde 1953 por Helmut Marx en Wetzlar (Alemania) 


Ordenador Z5 en el interior de la fábrica Ernst Leitz Wetzlar (Alemania) en julio de 1953, cuando fue instalado en dicha ciudad alemana. Fue capaz de acelerar casi setenta veces la velocidad de diseño de objetivos luminosos de gama alta con respecto al período previo 1925-1952 en que se hacían todos los cálculos de modo manual. De este modo, se ahorró a los diseñadores ópticos el arduo trabajo de evaluar los objetivos mediante el trazado manual de los rayos luminosos a través de sus grupos y elementos ópticos. Puede observarse tras las ventanas de los armarios blancos la gran cantidad de relés electromecánicos. © Leica Camera AG.

con el ordenador digital Z5 (creado por el ingeniero alemán Konrad Zuse entre 1950 y mediados de 1953, tras haber inventado ya en 1941 el Z3, primer computador binario totalmente programable y electromecánico de la historia, en el que cada relé realizaba la labor de 1 bit) y desde 1955 por Walter Mandler en Midland, Ontario (Canadá) con los ordenadores IBM 650 y 


Ordenador Elliott 402F en 1957 en el interior de la fábrica Ernst Leitz Midland, Ontario (Canadá). Aunque al igual que el Z5 y el IBM 605 no incorporaba ningún transistor, su fiabilidad era tan grande que se usó también en la fábrica Ernst Leitz Wetzlar (Alemania) en el diseño de objetivos para cámaras fotográficas y microscopios hasta 1970. © Leica Camera AG.  

Elliott 402F, y de que no tenga un rendimiento tan excelente en las distancias de enfoque más cortas como por ejemplo el Summicron-M 50 mm f/2 Dual Range Version 2 de 1956, que pudo conseguirse gracias a dichos primeros ordenadores aplicados a diseño óptico de objetivos fotográficos.  

26 DE ABRIL DE 2024 : LA LEICA DE 1941 ES PUESTA A PRUEBA CON EDUARDO DE ARMIÑÁN PIÑEIRO COMO MODELO 

Dos semanas y tres días después del fallecimiento de su abuelo Jaime de Armiñán, Eduardo de Armiñán Piñeiro decide posar como modelo y ser fotografiado con la  Leica IIIc número de serie 378063 fabricada en 1941 en Wetzlar (Alemania) acoplada a un objetivo Leitz Summitar 5 cm f/2 también de dicho año y adquirida en París en 1945 por su bisabuelo Luis de Armiñán Odriozola. 

Es decir, han transcurrido nada menos que 83 años y más de tres generaciones desde que esta bellísima cámara telemétrica formato 24 x 36 mm fue fabricada en Wetzlar (Alemania). 

Existe curiosidad y emoción a raudales por ver como se comportará la cámara y el objetivo con una película química en color moderna, mucho más evolucionada y con tecnología bastante más moderna que la existente durante los años cuarenta. 

Le película elegida es la Kodak Portra 400, una de las emulsiones más utilizadas en fotografía de moda, porque obtiene unos tonos de piel espectaculares, un contraste suave y una excepcional saturación de color. 

La idea es utilizar la cámara disparando a pulso con el objetivo a plena abertura de diafragma f/2 en todas las imágenes que se capten, para desenfocar los fondos y comprobar si el mítico bokeh del objetivo Leitz Summitar 5 cm f/2 responde verdaderamente a dicha fama. 

Eduardo de Armiñán Piñeiro ( que tiene tan sólo 20 años y al igual que su abuelo, padre y tío, es un gran escritor y guionista, tiene una gran vocación cinematográfica y ama la fotografía, además de haber heredado una gran capacidad didáctica de su madre Chara Piñeiro Tinoco, ha sido ayudante de realización y entrevistas en el documental de 2019 » El Niño de las Dos Culturas «, rodado en Tinduf, Sáhara, ha sido figurante especial y extra en las series televisivas » Chicas del Cable «, » Vis a Vis » y » La Casa de Papel » , así como experimentado fotógrafo artístico de bodas, está estudiando cinematografía en la Escuela de Audiovisuales de Madrid ECAM y ha realizado ya los documentales » Perros Submarinos » e » Incorrespondencia » ) comienza a posar.

Son momentos de enorme intensidad emocional, porque muy recientemente, el 8 de abril de 2024, un día antes de su fallecimiento, Jaime de Armiñán fue llevado en silla de ruedas al Parque del Retiro de Madrid por su hijo Eduardo de Armiñán Santonja y su nieto Eduardo de Armiñán Piñeiro para darle un paseo y hacerle algunas fotos con esta Leica familiar, así como grabarle algunas imágenes para el documental » Incorrespondencia «, en el que Eduardo de Armiñán Piñeiro, le expresa a su abuelo de 97 años su pesar porque no pudo hablar con él todo lo que le hubiera gustado, ya que era muy pequeño cuando comenzó a padecer Alzheimer. 

La Leica de 1941 está ya entre las manos. 

Los nervios están a flor de piel. Es una cámara repleta de historia, de vivencias y de recuerdos de tres generaciones de una familia, además de haber estado en diferentes lugares y países entre 1941 y 1945 durante la Segunda Guerra Mundial. 

Una cámara que generó además la admiración de Teo Escamilla y Carlos Saura (gran experto en Leica) cuando Jaime de Armiñán les mostró su preciada joya durante los años setenta. 

Es el momento de mirar a través del ocular izquierdo de la parte trasera superior izquierda de la cámara, que corresponde al telémetro. 

Después de 83 años de uso, el telémetro está aproximadamente un 20% más oscuro que en 1941, ya que su pequeña placa de cristal semiespejada con divisor de haz luminoso tiene su recubrimiento plateado algo desgastado.  

Pero no importa, porque al mover la palanca de ajuste de dioptrías (situada en la zona superior izquierda de la cámara, junto al botón de rebobinado) para optimizar la calidad de observación  a través del telémetro, conforme a la visión de cada uno, y girarse el objetivo hasta hacer coincidir las dos imágenes en una, se consigue una buena nitidez y precisión de enfoque, con la inestimable ayuda de la magnificación 1.5x del telémetro. 

A continuación, se encuadra a Eduardo de Armiñán Piñeiro con el ocular derecho de la zona superior izquierda trasera de la cámara, que corresponde al visor, mientras posa.

Es ahora cuando llega el momento más ansiado y se aprieta el botón disparador del muy fiable obturador plano-focal de recorrido horizontal y cortinillas de seda engomada de esta cámara y surge un sonido casi imperceptible, de admirable suavidad, mientras se percibe claramente una fabulosa estabilidad de disparo a pulso, al ser una cámara telemétrica que carece de espejo basculante.

0.016 s después, la primera imagen de Eduardo de Armiñán Piñeiro queda plasmada de modo latente en la película en color Kodak Portra 400 : 


Eduardo de Armiñán Piñeiro. Leica IIIc de 1941 con objetivo Summitar 5 cm f/2. f/2 a 1/60s. Kodak Portra 400. © jmse 

con la que se le hacen varias fotos más : 


Eduardo de Armiñán Piñeiro. Leica IIIc de 1941 con objetivo Summitar 5 cm f/2. f/2 a 1/100 s. Kodak Portra 400. © jmse 

Eduardo de Armiñán Piñeiro. Leica IIIc de 1941 con objetivo Summitar 5 cm f/2. f/2 a 1/200 s. Kodak Portra 400. © jmse

Eduardo de Armiñán Piñeiro. Leica IIIc de 1941 con objetivo Summitar 5 cm f/2. f/2 a 1/40 s. Kodak Portra 400. © jmse

Eduardo de Armiñán Piñeiro. Leica IIIc de 1941 con objetivo Summitar 5 cm f/2. f/2 a 1/60 s. Kodak Portra 400. © jmse

Eduardo de Armiñán Piñeiro. Leica IIIc de 1941 con objetivo Summitar 5 cm f/2. f/2 a 1/30 s. Kodak Portra 400. © jmse

Eduardo de Armiñán Piñeiro. Leica IIIc de 1941 con objetivo Summitar 5 cm f/2. f/2 a 1/60 s. Kodak Portra 400. © jmse

Eduardo de Armiñán Piñeiro. Leica IIIc de 1941 con objetivo Summitar 5 cm f/2. f/2 a 1/15 s. Kodak Portra 400. © jmse

Eduardo de Armiñán Piñeiro. Leica IIIc de 1941 con objetivo Summitar 5 cm f/2. f/2 a 1/15 s. Kodak Portra 400. © jmse

Las imágenes revelan claramente, por increíble que pueda parecer, que 83 años después de su fabricación, esta cámara y objetivo (que no han tenido una sola avería en todo ese tiempo) siguen funcionando perfectamente, son herramientas fotográficas de primerísimo nivel y crean fotografías con una gran calidad de imagen, que aunque no alcanzan los niveles de uniformidad de poder de resolución en centro, bordes y esquinas de los modernos objetivos asféricos Leica de alta luminosidad, marcan la diferencia en cuanto a belleza estética de imagen y carácter, especialmente a plena abertura de diafragma f/2 (utilizado en todas las fotos). 


Retrato de Oskar Barnack en el interior de la fábrica Ernst Leitz en Wetzlar (Alemania) en 1934. © Leica Camera AG. 

Todo ello dice mucho en favor de la simbiosis entre Oskar Barnack, un genio de la mecánica miniaturizada así como estandarte diacrónico de Leica, cuyo ADN lleva esta Leica IIIc, 


Busto de Max Berek (Jefe del Departamento Óptico Leica en la fábrica Ernst Leitz Wetzlar entre 1920 y 1949) en el interior del moderno edificio principal Am Leitz Park de Leica en Wetzlar (Alemania). © jmse

y Max Berek, uno de los más importantes diseñadores ópticos de todos los tiempos, que entre 1923 y 1946 diseñó una amplia gama de objetivos Leica de excelente nivel para su época, de los cuales el mejor con diferencia (junto con el también famoso Leitz Elmar 50 mm f/3.5) fue el Summitar 5 cm f/2, de personalidad ciertamente única, especialmente a f/2, con el que se hicieron las fotos de Eduardo de Armiñán Piñeiro, 


Retrato de Jaime de Armiñán realizado por su hijo Eduardo de Armiñán Santonja el día de Navidad de 1992 con la misma Leica IIIc número de serie 378063 fabricada en 1941 acoplada a un objetivo Leitz Summitar 5 cm f/2 número de serie 577199, también de dicho año y película de blanco y negro Kodak Tri-X ISO 400.  

que intentará que esta Leica cumpla su centenario y siga funcionando de modo impecable, continuando la bella y fascinante historia de esta cámara fotográfica que es parte fundamental de la historia de su familia. 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

CartCLUB CartPRO