LA IMAGEN FETICHE.

Buscaba la forma de ilustrar con un título , una imagen de la que hace tiempo que estoy deseando hablar. Yo como de costumbre llevando la contraria , a veces una buena palabra vale más que un millar de imágenes.

Escultor CarlosFreire (N.Boronat 2016)

Escultor CarlosFreire (N.Boronat 2016)

Mi buen amigo , el escultor brasileño Carlos Freire , me permitió robarle esta imagen en la intimidad de su estudio , se trata de una de las vitrinas-museo en las que va colocando objetos que tienen cierto valor personal para él . Llama la atención esa conocida imagen del “Che” Guevara muerto .Todos conocemos esa imagen , y la gran mayoría algo referente a su historia , que fue un soldado quién la tomó pocos instantes tras ser tiroteado.

El caso es que Carlos , pasó su juventud trabajando como periodista gráfico en La Paz ,Bolivia. Tenía un trabajo paralelo en el laboratorio de blanco y negro de un comercio de fotografía , cuando cayó en sus manos una fotografía sacada del negativo original , algo que encontró en los archivos de su entonces jefe. Según me comentó Carlos , extrajo por contacto una imagen negativa de la foto sobre otro papel , para luego de ese negativo-papel sacar el positivo que hoy cuelga en su museo-vitrina.

La calidad técnica de la imagen no tiene ningún sentido valorarla , si está bien o mal expuesta , si el foco estaba bien fino o no lo estaba , la rica o pobre escala de grises , el grano del papel , la calidad de la iluminación , todo eso resulta no tener la más mínima importancia a la hora de valorar la imagen como tal. El caso es que se trata de una imagen valiosa , y eso pocos lo pondrían en duda , valiosa por lo que representa históricamente , (incluso para algunos puede que ideológicamente , ahí no entro). Podemos tener noción de la cámara ,y de la óptica , incluso calidad de película que pudiera llevar consigo un simple soldado del ejercito bolivariano a mediados de los 60, algo ridículo para un profesional de hoy día . La cuestión es que esa imagen ,mejor dicho la imagen de esa imagen que posee mi amigo Carlos , una copia de el positivo de un negativo de papel, que a su vez hizo sobre otra foto de papel, proveniente “supuestamente” del negativo original que realizó la cámara de aquél soldado del ejército bolivariano. Esa imagen que tiene Carlos podría perfectamente ser la portada de un cartel, o de un libro sobre el personaje. Hablaría mucho sobre esta cuestión que está claro que me apasiona , pero mejor que os remito y animo a leer una de mis anteriores entradas en esta sección del foro, en la que hacía referencia al famoso eslogan “La arruga es Bella” ,que acuño allá por los 80 el modisto Adolfo Domínguez. Habla precisamente de la aparente imperfección, que pasa a ser virtud cuando el espíritu de la imagen en este caso es tan potente. Todos esos accidentes , ese par de pelos que habían en la lente de la ampliadora de Carlos y que yo pude distinguir mirando la fotografía de cerca no son más que pinceladas de calidad, residuos de un trabajo artesanal bien elaborado , calidez humana ,cercanía , a pesar que estemos ante un ejemplo que representa un drama. Algo tan artesanal como las costuras en las uniones de los cortes de tela que se ven en los cuadros de Velázquez en el museo de El Prado, o los pelos desde hace varios siglos se desprendieron de los pinceles de los maestros ,y hoy “fosilizados”, forman parte de la materia pictórica. Algo tan maravilloso como las anotaciones que el fotógrafo hacía con rotulador sobre las tiras de contactos , para dar ordenes al técnico del laboratorio, las pruebas de grises intermedias en papeles incluso muchos  cortados a mano , ese es el secreto para que una imagen sea una verdadera obra de arte. La imagen positivada que vemos en los museos no es ni mucho menos mejor que todo el material que previamente ha pasado por las cubetas del laboratorio.

La cámara dispara , pero la foto la hacemos siempre nosotros . Hoy, parece que únicamente con la mirada , en otros tiempos tambien procesándola en el cuarto oscuro.

El potencial de la imagen que pongo de ejemplo , es tan fuerte que tanto el soporte , como el modo en que se nos presente la misma pasan a un tercer plano. Entiendo que me llaméis romántico en este sentido , lo acepto, incluso lo agradezco , pero el placer que da disfrutar de esa imagen con el mejor café de todo Múnich que hace mi compadre Carlos ,es algo por lo que sigo amando la FOTOGRAFÌA.

 

Nani Boronat .

Múnich 17/11/2016

 

nani boronat

Soy pintor- escultor de profesión , fotógrafo por oficio acercándome a la tercera década de dedicación a esta apasionante oficio . No he sabido hacer de la fotografía mi profesión puesto que la mirada de pintor que poseo perjudica seriamente a la salud fotográfica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.