Leica M11-P: análisis, opinión y review completa

Hoy te taremos el análisis de la Leica M11-P. Una cámara muy especial, que bien es cierto juega en una liga diferente a todas las demás marcas. Leica sigue en su linea, ofreciendo productos y líneas de diseño alejadas de lo más comercial. Y sobre todo se centra en la experiencia fotográfica.

Es por eso que una de las cosas que te va a llamar la atención de la cámara es ¿Dónde está el logotipo rojo? ¿Es que se ha caído?. Pero no, es una de la señas de identidad de los modelos P. Haciendo una cámara más discreta, y si, alejada de esas miradas que puede que no tengan tan buenas intenciones.

Esta Leica M11-P tiene muchas de las prestaciones de la M11 original. Pero la marca ha querido darle esa pequeña vuelta. Ofreciendo un toque diferenciador.

Análisis en vídeo de la Leica M11-P

Especificaciones de la Leica M11-P

TipoDigital con telémetro
SensorBSI CEMOS de 60,3 Megapíxeles
ISO64 a 50.000
ConstrucciónMagnesio y/o aluminio, latón
Memoria interna256 GB
Peso530 gr (negra) 640 gr (plata)
VisorTelemétrico, 0.73X aumento
Pantalla2.95″, recubrimiento de zafiro
BateríaEntre 700 y 1700 disparos

Si hablamos de especificaciones. Seguimos teniendo un fantástico sensor full frame de 60 megapíxeles. Movido por un procesador de imagen Maestro III. Y cómo no, la posibilidad de poder disparar en 3 diferentes resoluciones en formato RAW, a 60, 38 o 16 millones de puntos.

Como hemos comentado. Una de las novedades de esta versión es la discreción. Tanto, que como es común en la versión P, le han quitado el logo de Leica. Dejando un frontal totalmente limpio.

Encontramos un cuerpo con estructura de magnesio, con aluminio o latón; dependiendo del color de la cámara. Un visor al estilo telemétrico directo. Y una pantalla de casi 3 pulgadas con recubrimiento de zafiro.

Dial de velocidad de la Leica M11-P
Vista superior donde vemos el dial de velocidad

Entre otras de las novedades, su almacenamiento interno. Que ahora es de 256 GB, lo que prácticamente hace innecesario el uso de tarjetas de memoria. Contando, además, con una conexión USB tipo C 3.1; eso si en la base de la cámara. Una posición un tanto extraña.

Manejo y ergonomía

La verdad es que durante el análisis de esta Leica M11-P he disfrutado de lo lindo. Debo admitir que estas cámaras transmiten otras sensaciones. No es una cámara de acción, no es una cámara pensada para fotografía «rápida».

Hay que recordar que no cuenta con ningún tipo de enfoque automático. Por lo que el fotógrafo necesita una cierta destreza a la hora de fotografiar. Y también de encuadrar, ya que cuanta con un visor telemétrico, con error de paralaje.

Vista del dial ISO de la Leica M11-P
Dial de sensibilidad ISO

Es cierto que es una cámara muy cómoda, realmente cómoda, de utilizar. Contamos con todo o necesario a mano. A la izquierda un dial de ISO, que a mi gusto siempre ha ido un poco duro. A la derecha el día con la velocidad de exposición. Y en el objetivo la apertura de diafragma correspondiente al objetivo para Leica elegido.

También algo que han mejorado es en el sonido del obturador. Como hemos comentado, Leica busca discreción en esta M11-P. Por eso el sonido es más suave, y pasa más desapercibido. Es algo muy esencial si queremos dedicarnos a fotografía callejera.

Credenciales de autenticidad de contenido

Con la llegada de las inteligencias artificiales no es difícil encontrar por todos lados imágenes muy lejos de la realidad, o simples manipulaciones. Leica con esta M11-P se convirtió en la primera cámara del mercado en ofrecer un certificado digital de autenticidad en cada una de sus imágenes.

Es decir, mediante una firma digital que acompaña a cada imagen, se incrusta un certificado que verifica que la imagen es autentica. Es decir, que ha sido tomada con una cámara, y se puede seguir el rastro de ese certificado hasta la publicación de la imagen.

Vista superior de la Leica M11-P
Vista superior de la Leica M11-P

Análisis de calidad de imagen de la Leica M11-P

Pero si hay algo que ha rodeado a las Leica, aparte de su precio, es la excelente calidad de imagen. Por supuesto que hay siempre que hablar del objetivo que ponemos delante. Pero en este caso, el protagonismo se lo lleva el sensor de 60 megapíxeles, con tecnología BSI.

Este sensor parte de una sensibilidad ISO 64, lo que nos permite obtener un ruido de imagen extraordinariamente bajo. Pero donde brilla este sensor es en el detalle de imagen que conseguimos. Es capaz de resolver un micro contraste muy elevado. Ofreciendo una sensación de nitidez muy alto.

Pero por otro lado, el rango dinámico. Con unos valores rozando los 12 EV en el ISO más bajo. Esto nos permite sacar una gran cantidad de información tanto en las luces como las sombras. Y todo ello sin levantar prácticamente nada de ruido de crominancia.

Frontal sin el característico logotipo rojo de Leica
Frontal sin el característico logotipo rojo de Leica

Opinión sobre la Leica M11-P

Al igual que la M11 la Leica M11-P es una cámara excepcional. Y es algo que lo hemos podido comprobar de primera mano durante nuestro análisis.

Como hemos comentado es una cámara donde la marca se centra en dar un toque diferenciador. Un toque que la hace más discreta, quitando el logotipo del frontal, y con un obturador más silencioso. En definitiva, para que el fotógrafo pueda recorrer el mundo de forma más tranquila, sin llamar demasiado la atención. Ya que al fin y al cabo lleva un producto caro colgando del cuello.

Se redondea además aquello que tiene que ser mejorado. Con una batería de larga duración. Y un almacenamiento interno de alta velocidad que llega hasta los 256 GB. Por lo que te puedes olvidar de las tarjetas de memoria. Aunque sigues teniendo una ranura para meter una SD.

Pantalla trasera recubierta de zafiro ultra resistente
Pantalla trasera recubierta de zafiro ultra resistente

Pero la filosofía de la cámara, y de la marca sigue siendo la misma. Una cámara extraordinariamente bien hecha, bien rematada. Para que puedas disfrutar de hacer fotos, sin prisa. Con los controles de ISO, velocidad y diafragma siempre a mano para un ajuste con un vistazo.

En definitiva, una cámara, que aún pasando el tiempo, se convierte en un valor seguro. Que incluso se revaloriza con el tiempo. Muchos pensarán que su precio es excesivo, y por supuesto que hablamos de un producto que no está al alcance de todo el mundo. Pero eso, ya queda en las valoraciones personales. El producto en si, esta Leica M11-P no deja de ser un producto de máxima calidad.

Nota final y valoración

  • Construcción - 9.6/10
    9.6/10
  • Ergonomía - 8.9/10
    8.9/10
  • Visor - 9/10
    9/10
  • Pantalla - 9.6/10
    9.6/10
  • Batería - 9.6/10
    9.6/10
  • Ruido / ISO - 9.6/10
    9.6/10
  • Rango dinámico - 9.7/10
    9.7/10
  • Valor - 9/10
    9/10
9.4/10

Resumen

Cámara icónica donde las haya. La Leica M11-P es un la cámara hecha discreción y calidad de imagen.

Pros

  • Excelente calidad de imagen
  • Rango dinámico muy alto
  • Muy buen control del ruido en ISO alto
  • Calidad de construcción y materiales
  • Pantalla LCD protegida con cristal de zafiro
  • Duración de la batería

Cons

  • La ergonomía no es para todo el mundo
  • Puerto USB-C en la base de la cámara
  • El precio puede ser elevado

¿Cuánto cuesta la Leica M11-P?

Recuerda que la Leica M11-P está disponible tanto en color negro como en plata. Con un precio de solo el cuerpo de 8.995 euros. A lo que puedes añadir un objetivo con montura Leica M.

Comprar Leica M11-P