Video killed the radio star, …

Se suele afirmar ,que fue con la instalación de la fotografía cuando la pintura «moderna» tomó su rumbo. Yo así lo creo , no es casual la coincidencia de fechas por un lado, los acontecimientos que se iban sucediendo en la gestación de la disciplina fotográfica , con los golpes tangenciales y requiebros que tomaba la evolución de la pintura a finales del siglo XIX y comienzos del XX. La revolución industrial , los avances en la industria metalúrgica, la construcción de elevados edificios desde los que se descubría un nuevo punto de vista , una nueva mirada que adoctrinaba al hombre moderno, se acuño el :»a vista de pájaro» para referirse a la mirada cenital, surgían unas nuevas máquinas que permitían el sueño de poder volar.  Aunque  ,si hay que poner un adjetivo a ese periodo , sería sin duda el de «Bélico», el caso es que toda esa maquinaria que se desarrolló con la excusa de fabricar componentes de armamento, potenciaba en paralelo el desarrollo de la máquina fotográfica , mucha relación podemos encontrar entre un percutor de un arma y un obturador de una cámara , entre un objetivo y la mira telescópica de un rifle , entre los químicos usados en el procesado fotográfico tradicional y la química aplicada al armamento, o entre una imagen cartográfica militar tomada desde un avión y una fotografía de recuerdo familiar . De hecho, las instalaciones de Agfa en Múnich, se dedicaron a producir nuevos productos como los filtros de las máscaras anti-gás durante la II guerra mundial.
Sin desviar el tema , pensemos en como la aparición de la fotografía terminó con la pesadilla de muchos pintores de verse obligados a retratar la aparente realidad que el ojo público de entonces les exigía , pudiendo así adentrarse en otros aspectos a los que la naturaleza de la misma pintura ha estado invitando al hombre desde tiempos inmemorables. Tal y como cantaban los Buggles en los años 80 cantando el «Video Kill the radio Star», fue un siglo antes,  cuando  la fotografía  aniquiló a la figura de «el pintor de batallas» ,ya no era necesario montar el caballete y situarse en una colina de Waterloo para retratar como Napoleón era derrotado por el Duque de Wellington , contar con imágenes sobre lienzo   » la rendición de Breda» o congelar visualmente «la carga de los Mamelucos» .Una joven manera de dibujar ,y con ello, una nueva saga de dibujantes retratistas de acontecimientos surgieron en estos tiempos bélicos , dibujantes , narradores  con cierta dosis vocacional de soldado, anónimos actores secundarios con una misión primaria entraron en escena .armados con esos artilugios con lente que fabricaban Agfa , LEittz+ Carl Zeiss (Leica) , kodak , o Zenith entre otros .

N.Boronat , Múnich 5/09/2015                                  ROBERT CAPA

CartCLUB CartPRO